Temuco

Hochstetter 560, Oficina 202 / 801,Edificio Cero K

Valdivia

Vicente Perez Rosales Nº 1179

+56 9 9870 1676

+56 9 3455 2365

contacto@rdproject.cl

Arriba

Marketing y publicidad: ¿cuáles son las diferencias?

Marketing y publicidad: ¿cuáles son las diferencias?

El marketing y la publicidad son dos conceptos que se manejan mucho en el día a día y que sin embargo generan confusión. ¿Son lo mismo en el fondo? ¿En qué se parecen y en qué se diferencian? ¿Cuáles son las herramientas y estrategias propias de uno y de otra?

Tener claro qué pueden aportar el marketing y la publicidad es fundamental para el éxito de tu empresa. Por eso, vamos a arrojar luz sobre este asunto viendo la definición y conceptos clave de cada uno.

¿Qué es el marketing?

El marketing es la disciplina que se encarga de estudiar el comportamiento de los mercados y de los consumidores. Su principal finalidad es atraer, captar, retener y fidelizar a nuevos clientes; en resumidas cuentas, se trata de aumentar las ventas de una marca o empresa.

En lo que se refiere a distinguir entre marketing y publicidad, vemos que el primero es un concepto mucho más amplio. Para hacerte una idea de todo lo que abarca el marketing, vamos a detenernos un momento en «las 4 P» que forman parte de la definición clásica de esta disciplina:

Producto o servicio (product): El sentido de una empresa está en ofrecer productos o servicios al mercado, y el marketing se encarga de que estos reúnan las condiciones óptimas para triunfar. En el marketing moderno, la definición de los productos pasa sobre todo por ver en qué medida se ajustan a las necesidades y deseos de los consumidores, más que en sus características técnicas. Si damos con el producto o servicio que responda exactamente a lo que buscan, tendremos mucho terreno ganado.

Punto de venta o distribución (placement): De nada sirve contar con el producto ideal si los consumidores tienen dificultades para acceder a él. Por tanto, este área del marketing se asegura de poner los productos y servicios al alcance de los consumidores por diversos medios, desde tiendas físicas hasta ecommerce. También se ocupa de crear experiencias de compra positivas que atraigan a los usuarios hacia la marca.

Precio (price): En el terreno del marketing y la publicidad, el precio es un factor clave. Para ponerle el precio adecuado a un producto, hay muchos factores que deben tenerse en cuenta. En primer lugar, están los objetivos económicos de la empresa: es necesario que haya un margen suficiente como para alcanzarlos. Pero el precio también influye de manera crucial en la percepción del producto, así que en la decisión influyen aspectos de posicionamiento. También es necesario que se adecue a las expectativas del público objetivo y que responda de manera coherente a las acciones de la competencia.

Promoción (promotion): En esta última P se engloban todas las acciones de difusión destinadas a dar a conocer un producto o servicio, de manera que los consumidores tomen conciencia de su existencia y se hagan una buena imagen del mismo. Como quizá ya hayas intuido, es aquí donde se ubica la publicidad, pero esta no es la única opción posible.

¿Qué es la publicidad?

La publicidad es una forma de comunicación dirigida a los consumidores que tiene como objetivo incrementar el consumo de un producto o servicio, mejorar la imagen de una marca o reposicionarla dentro de la mente del consumidor. En la distinción entre marketing y publicidad, la publicidad sería una parte del marketing, ubicada dentro de las estrategias de promoción.

A día de hoy, el marketing y publicidad digitales son centrales a la hora de dar a conocer nuevos productos y servicios, desbancando en muchos casos a los medios de comunicación tradicionales.

8 formatos esenciales en publicidad digital

Publicidad nativa: Es aquella que se integra en el contenido o la plataforma donde se publica, sin que la navegación se vea interrumpida. Es una buena forma de superar el reto de los bloqueadores de anuncios, pero para que sea efectiva debe aportar un valor real al consumidor.

Email marketing: Como hemos visto en el apartado anterior, se trata del envío de correos electrónicos a una base de datos. Dada la estrecha relación entre marketing y publicidad, se trata de un concepto relevante en ambos campos.

Social Ads: Los anuncios en redes sociales permiten alcanzar a una audiencia potencial de millones de usuarios y segmentar con gran precisión para alcanzar al público objetivo. En la actualidad, los más populares son Facebook Ads, Instagram Ads y Twitter Ads, pero también hay opciones muy interesantes en otras redes como Snapchat.

Display: Llamamos display a cualquier elemento visual publicitario que podemos colocar en páginas web, portales, blogs, etc., como los banners, pop-up e intersticiales. Este formato se ve amenazado por los bloqueadores de anuncios instalados por los usuarios, así que es importante asegurar que no sean intrusivos.

Retargeting dinámico: Un formato que lleva la publicidad de display un paso más allá al mostrar anuncios personalizados según el comportamiento previo de los usuarios. Para ello, emplea la información recogida sobre los usuarios a través de cookies.

SEM: Las campañas de SEM se basan en la publicación de anuncios en motores de búsqueda como Google. Estos anuncios aparecen en función de las palabras buscadas por los usuarios. Para que tengan éxito, es fundamental orientar adecuadamente las palabras clave y cuidar la página de destino.

Mobile Ads: A día de hoy, prácticamente todos los formatos publicitarios online deben pensarse para móviles, ya que es el dispositivo en el que los usuarios pasan más tiempo de navegación.

Vídeo online: El vídeo es altamente efectivo por su capacidad de transmitir ideas y emociones. Genera CTR más altos que la publicidad digital tradicional y tiene un gran potencial viral. Entre las últimas tendencias destacamos los vídeos en directo a través de plataformas como Facebook Live.

Fuente: Cyberclick